Relato de una enfermedad

Cómo algunos saben (y otros no), llevo 3 días (contando hoy) enferma de gripa/gripe/resfriado como le quieran llamar.

Todo empezó el jueves después de bañarme, mientras me cambiaba para salir con mis amigos, estornudé un par de veces, pero no le dí importancia.
Cuando Carlos llegó por mi (10 min antes de lo que yo le había pedido, aka no estaba lista) y me subí a su carro, el aire acondicionado me dió de frente y estornudé de nuevo. Moví la ventila para que no me diera directo, pensé que sólo era porque estaba con el cabello mojado todavía, así que una vez más no le dí importancia.

Minutos más tarde llegamos por Ana y nos fuimos a dar la vuelta a Cerritos (zona en Mazatlán donde los jóvenes solemos ir a correr cuando no está habierto el autódromo o simplemente a tomar), después regresamos a la civilización y como yo tenía hambre llegamos a BK a que yo me comprara algo.
Pedí una Whoper con queso en combo chico. Claro que el refresco estaba frió y con hielo.
Whopper Small Combo
Me lo comí todo en lo que ibamos de BK en Zona Dorada hasta el Cerro del Vigia.
Nunca me pasó por la mente que eso me iba a hacer daño, además era un refresco chico.

Después de la super subida y bajada del Cerro, nos fuimos a Lomas de Mazatlán (zona residencial de muy buen estatus social) a uno de los parques que hay ahí.
¿Pero a qué fuimos?
A subirnos a los columpios, tomarnos fotos (no las pienso subir) y reirnos un rato.
Después Ana me ganó el lugar adelante (en el carro), así que me fui atrás. Ahpi pegaba bastante el aire acondicionado, por lo que volví a estornudar. Seguí pensando que era por lo humedo de mi cabello (tarda bastante en secarse), así que no le di importancia de nuevo.

Dejamos a Ana, luego Carlos me llevó a mi casa y volví a estornudar en cuanto entré a mi habitación (estaba el aire acondicionado prendido), no me importó. Me puse mi pijama, prendí el ventilador como es costumbre y me dormí entre estornudos.

Al día siguiente desperté (casi a las 2pm) con un terrible dolor en todo el cuerpo, sentía que mi cabeza iba a estallar, parecía que mi nariz tenía una fuga de agua (si, me salía pura agua). Mi mamá al verme me preguntó que que tenía y le dije que lo más probable era que me había dado gripa.
Me tocó la frenté y como estaba un poco caliente fue por el termómetro y me tomó la temperatura. 37.3°C marcó, así que no tenía fiebre. Me dieron pastillas para quitarme la gripa, pero lo que mi mamá temía era que fuera dengue (por el hecho de que me dolía el cuerpo y los sintomas que tenía, sólo me faltaba la fiebre). Comí un poco de ceviche de sierra y un taco de pajaritos (es un pescado que sólo se puede comer en el pacífico en mayo y noviembre). Me la pasé acostada en mi cama o en el sofá grande de mi sala, así hasta la noche (cada hora había estado tomando pastillas), lo malo fue que en un momento me dió fiebre 38.6°C, pero se me quitó pronto. Me dormí como a la 1am.

Al día siguiente, me volví a despertar tarde (3pm). Éstaba mejor que el día anterior, pero me seguía sintiendo mal. Lo peor era que había quedado con mis amigos de ir al Señor Frog’s en la noche a bailar y hacer nuestro desmadre (tenemos queriendo ir desde hace como un mes); pero si iba yo, entonces con el humo del cigarro iba a terminar peor, así que les propuse a mis amigos venir a mi casa y acá pistiar/tomar, además de que mis papás se iban a ir con unos tío y mi hermana a casa de una amiga. Ellos aceptaron y se vinieron temprano, me la pasé riendo y tosiendo. Saqué una botella de Jimador, una de Buchanans y una de Green Label. Yo como estaba enferma no tomé, sólo vi como mis amigos dejaban sin nada mis linda botellas. Ya después de un rato, se me antojó un trago de whisky, así que agarré el vaso de un amigo y le tomé poquito.
¡ERROR! Mi garganta no lo soportó (eso sí, era whisky puro y no me supo a nada), empecé a toser bastante, por lo que se me irritó más.
Se fueron todos como a la 1am, recogí todo. Terminé justo cuando llegaron mis papás y mi hermana, me fui a dormir (o al menos eso quería hacer). Cómo a las 3:30am me desperté porque no podía respirar, cuando me calmé y todo estaba “bien”, intenté volverme a dormir. Por la maldita tos, no pude, sino hasta después de las 5am.

Hoy desperté a las 3:30pm, al parecer ya mucho mejor. Me duele un poco la garganta, pero se me baja tomando té de manzanilla con miel y limón. También me duelen los odios, los siento como tapados, y la presión que a veces siento hace que me termine mareando un poco. Sigo con la tos, aunque ya es poca comparada a ayer.

Espero aliviarme bien para mañana, porque tengo cosas que arreglar de mi verano. Mis clases ya inician el martes. Y el jueves es cumpleaños de una amiga (irémos de fiesta a Litros), el viernes es la fiesta de bienvenida al verano (en el Ch3rry) y el sábado Señor Frog’s ahora si, después de un mes de intentos fallidos. Pero para hacer todo esto, necesito estar bien.

2 Comments

Filed under Uncategorized

2 responses to “Relato de una enfermedad

  1. Ni modo, a veces hay que aguantarse un poco para poder estar bien. Lo bueno es que ya estás mejor a estás alturas, ¿o no?

  2. daziaa

    jajaja Claro que ya estoy bien xD
    Ya me fui de vaga desde el miercoles pasado xD

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s