Discurso USA-Irak…

El señor George W. Bush, ha quedado nuevamente reelegido como presidente de los Estados Unidos de América. Lo que muchas personas nos seguimos preguntando es: ¿cómo fue que ganó si el mismo declaro que si ganaba seguiría con la guerra contra Irak? ¿Es posible que ahora estemos pensando de maneras tan diferentes que ya no tomamos en cuenta el valor de la vida?

Esos son unos de los tantos dilemas a los que siempre nos enfrentamos, aunque no es lo que esperamos o queramos. Esta guerra contra Irak no ha sido otra cosa mas que sufrimiento en todos los sentidos de la vida de muchas personas, la perdida de los seres queridos de las familias americanas, afganas, españolas y de muchas otras más, personas que han muerto por deseo propio, por una justicia que no tiene respaldo alguno.

La justicia que se ha tomado en esta guerra la podemos catalogar como un simple capricho, una diferencia de cultura y de pensamiento; una guerra con fines políticos y económicos, que va a llegar a un punto en el que se cree un caos total y desacuerdos inexplicables entre las naciones que por lo pronto vivimos en común armonía y paz.

Para poder encontrar las verdaderas razones de ser de la guerra debemos darnos cuenta de que las razones principales por las que Bush continua esta guerra son dos. La primera es desde el aspecto político y la segunda la podemos ver desde el aspecto económico. De cualquiera de las dos maneras Estados Unidos queda beneficiado, aún si es a costa de otros países.

Desde el punto de vista político, los Estados Unidos siempre se ha estado expandiendo y colonizando ciertas regiones que le convienen económicamente. Con el paso de los años lo ha ido rectificando, al invadir territorios para su propio crecimiento, pero principalmente para incrementar su capital consiguiendo materia prima más barata y poder vender las cosas a un precio mayor.

Con todo esto nos estamos involucrando al mismo tiempo con el aspecto económico. Además de las ganancia que genera con las ventas de los productos, hay muchas personas que trabajarían en la industria manufacturera a cambio de alimentos y un sueldo con el que apenas puedan salir a delante. Es penoso ver como se aprovechan de las ganas de trabajar de esas personas.

A pesar de todo, lo más increíble es ver como a través de la historia, los grandes estrategas militares fallan siempre en lo mismo, toda su debilidad se concentra en un punto tan diminuto que la mayor parte del tiempo uno se olvida de ello, del ego y la avaricia. Es increíble lo estas dos cosas le puede hacer a una persona, o mejor dicho a un país. Puede que alguien llegue a pensar: “¿Pero qué tiene que ver el ego y la avaricia con la guerra?”

Aún que no lo creamos lo tiene que ver todo. De estos dos puntos depende el futuro económico, político y social de una nación. La vida es como un gran juego de ajedrez, si te cuidas y sabes hacer tu jugada puedes ganar, pero si te confías y no te preparas lo puedes perder todo. Al decir que puedes perder todo, me refiero desde tu cordura hasta tu vida y la de los que te rodean.

Si nos remontamos a lo que fue la primera y la segunda guerra mundial, México apoyo mucho a los Estados Unidos en cuando a la mano de obra, a la fabricación de armas, apoyo médico y de muchas otras maneras. Ambas guerras fueron lejos de nuestro territorio. Pero ¿Qué puede suceder si lo que ahorita es una “simple guerra” se diera en los Estados Unidos? Nuestro país entraría en una crisis inmensa.

Digo que es una simple guerra porque no hay fundamentos reales para que exista. Primero Estados Unidos dijo que en Irak había armas biológicas, después de haber acabado casi con la mitad del país acepto la realidad y anunció que todo fue una simple equivocación. Al poco tiempo dijo que estaba en contra del gobierno y su forma de dirigir el país, tomando esto como otro “pretexto” para pelear.

¿Por qué los Estados Unidos insiste en querer matar a las personas que durante tanto tiempo han vivido bajo esquemas, teniendo su propia manera de arreglar sus problemas? ¿Por qué hacen sufrir a tanta gente inocente cuando hay problemas más importantes que atender como la hambruna? ¿Por qué no podemos conseguir que las personas se entiendan como seres racionales y no como bestias?

Simplemente, ¿por qué no podemos aprender de nuestros errores? Como una vez dijo Sören Kierkegaard: “ La vida sólo puede ser comprendida mirando al pasado, y, sin embargo, debe ser vivida caminando hacia delante”. Siempre debemos pensar en un futuro próximo y también lejano, debemos comprender las consecuencias que las guerras traen consigo.

Se muy bien que es imposible hacer cambiar las mentes de los jóvenes, mucho menos la de los adultos, hasta que sucede algo inesperado. Pero si nosotros mismos ayudamos a que esas guerras de sufrimiento terminen ayudando a que los más jóvenes lo comprendan, estoy completamente convencida de que algún día podremos ver el momento en el que viviremos sin más derramamientos de sangre a gran escala.

Debemos dejar aún lado el pensamiento de Cesar “ Llegue, vi y vencí” al igual que el de Séneca “ No hay mal sin compensación”. Napoleón una vez menciono que “ La igualdad sólo existe en teoría” y aunque no queramos aceptarlo es la verdad. No debemos confiarnos en lo que nos dicen las personas, o en lo que nos dice la televisión, nosotros mismo debemos sacar nuestras propias conclusiones acerca de lo que estamos viviendo.

Con todo esto, yo los estoy invitando a que reflexionen un momento sobre lo que están viviendo las personas que están en guerra. Imaginen por un instante que alguna de las personas que mueren a diario fuera un conocido, sentir el dolor de perderlo y de pensar en la reacción que tendríamos ante esto. Es muy cierto si lo primero que pensamos es en acabar con la persona que lo hizo.

Pero yo les pregunto, ¿De verdad quieren seguir los pasos de esas personas? ¿Están totalmente convencidos del peso de conciencia con el que tendrían que vivir? Solo tomen un minuto para reflexionar, un instante para no perder la esperanza de que la guerra termine pronto y que termine sin más desgracias de las que ya ha causado.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s